domingo, 8 de abril de 2012

RESISTID AL DIABLO Y HUIRA DE VOSOTROS

 

 

 

Jesucristo,  siendo  el  Hijo  de  Dios,  se  hizo  hombre,  para  venir  a  derrotar  al  enemigo  de  nuestras  almas,  pues  sabía  que  sin  su  intervención  no  podríamos  vencerlo;  así  fué  como  el mismo  Espíritu  Santo,  lo  llevó  al  desierto  para  que  fuera  tentado  por  el  diablo,  pero  nos  dejó  una  enseñanza  y  promesa  que  debemos  poner  en  práctica  todos  los  momentos  en  que  seamos  tentados  por  este  acusador,  ladrón  y  destructor  espíritu  maligno  que  nos  acosa  permanentemente  veamos:

MATEO 4

1-  Entonces  JESUS  fue  llevado  por  el  Espíritu  Santo  al  desierto,  para  ser  tentado por  el  diablo.

2-  Y  después  de  haber  ayunado  cuarenta  días  y  cuarenta  noches,  tuvo  hambre.

3-  Y  vino  el  tentador,  y  le  dijo:  Si  eres  el  Hijo  de  Dios,  dí  que  estas  piedras  se  conviertan  en  pan.

4-  El  respondió  y  dijo: Escrito  está (La Palabra  de  Dios); No  sólo  de  pan  vivirá  el  hombre,  sino  de  toda  palabra  que  sale  de  la  boca  de  Dios.

5-  Entonces  el  diablo  lo  llevó  a  la  santa  ciudad,  y  le  puso  sobre  el  tabernáculo del  templo,  6-  y  le  dijo;  Si  eres  el  Hijo  de  Dios (La duda)  échate  abajo; porque  escrito  está:  A  sus  ángeles  mandará  acerca  de  tí  (El diablo conoce  la  palabra)  y  en  sus  manos  te  sostendrán, para  que  no  tropieces  con tu  pie  en  piedra.

7- Jesús  le  respondió;  Escrito  está  también : No  tentarás  al  Señor  tu  Dios.10- Vete, satanás, porque  escrito  está :  Al  Señor  tu  Dios  adorarás,  y  a  él  sólo  servirás. 11- El  diablo  entonces  le  dejó;  y  he  aquí  vinieron  ángeles  y  le  servían.  

SANTIAGO  4 

7- Someteos,  pues  a  Dios;  RESISTID  AL DIABLO,  y  huirá  de  vosotros.

8- Acercaos  pues  a  Dios,  y  él  se  acercará  a  vosotros. Pecadores, limpiad  las  manos;  y  vosotros  los  de  doble  ánimo, purificad  vuestros  corazones.

1 PEDRO 5  

8- Sed  sobrios  y  Velad;  porque  vuestro  adversario  el  diablo,  como  león  rugiente,  anda  alrededor  buscando  a  quien  devorar;

9- al  cual RESISTID  firmes  en   la  fe,  sabiendo  que  los  mismos  padecimientos  se  van  cumpliendo  en  vuestros  hermanos  en  todo  el  mundo.

APOCALIPSIS 12

10 y 11-  Ahora  ha  venido  la  salvación, el  poder,  y  el  reino  de  nuestro  Dios,  y  la  autoridad  de  su  Cristo;  porque  ha  sido  lanzado  fuera  el acusador  de  nuestros  hermanos, el  que  los  acusaba  delante  de  nuestro  Dios  día  y  noche. Y  ellos  le  han  VENCIDO  por  medio  de  la  SANGRE  DEL  CORDERO,  y  de  la  PALABRA  del  testimonio  de  ellos, y menospreciaron  sus  vidas  hasta  la  muerte. 

REFLEXION:

Hoy  vamos  a  meditar  sobre  las  TENTACIONES  DIARIAS. Todos  sabemos  que  cada  momento  en  nuestra  mente,  se  presenta  una  batalla  permanente,  entre  el  bien  y  el  mal,  nuestros  pensamientos  son  los  que  van  a  determinar  nuestras  acciones  en  el  futuro,  y  el  enemigo  no  descansa  en  enviar  sus  dardos  malignos,  para  ver  si  nosotros  le  hacemos  caso  a  sus  pretensiones  de  que  hagamos  lo  malo  y  caigamos  en  pecado  y  luego  a  la  muerte , por  la  errada  decisión  tomada. Por  eso  debemos  estar  preparados  con  la  palabra  de  Dios,  para  que  cuando  venga  el  tentador  podamos  decirle:  ESCRITO  ESTA  AL  SENOR  TU  DIOS  ADORARAS,  OBEDECERAS  Y  A  EL  SOLO  SERVIRAS,- vete  satanás. Dícelo  al  diablo  con  la  autoridad  que  Cristo  nos  ha  dado,  cúbrete  con  la  sangre  de  Cristo  y  el  diablo  tendrá  que  huir  ,  porque  ya  está  vencido.

Vamos  a  hoy  a  pedirle  a  Dios,  que  nos  perdone,  nos  libre  de  caer  en  tentación  del  maligno,  y  que  nos  guarde  junto  a  nuestros, Hijos  y  familia  en  general,  Padre  que  estás  en  el cielo  santificado  sea  tu  nombre, venga  a  nosotros  tu  reino,  hágase  tu  voluntad   como  en  el  cielo,  házlo  aquí  en  la  tierra, en  el  nombre  de  Jesús  que  venció  la  muerte  y  a  satanás  y  nos libró  de  la  maldición,  te  lo  rogamos  hoy. Gracias  Padre, Hijo  y  precioso  Espíritu  Santo, porque  nos  oyes  y  respondes  nuestro  clamor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada