sábado, 7 de abril de 2012

LO QUE TOQUES CON TUS MANOS SERA BENDECIDO

 

Esta  es  otra  verdad  y  promesa  dada  por  Dios  a  nosotros  sus  Hijos,  Dios  puso  toda  la  autoridad  en  las  MANOS  de  Adán  y  Eva,  en ( Génesis  1:26 al 28) , cuando  le  dijo  que  señoreara  sobre  todo  lo  creado;  pero  cuando  Adán desobedeció  a  Dios,  esa  autoridad  nos  fue  quitada  por  satanás,  pues  engañó  al  hombre  con  su  astusia,  y  comenzó  a  dar  las  órdenes;  otra  vez  se  lo  manifestó  a  un  hombre  que  le  obedecía  y  temía  a  Dios,  se  trata  de  José,  hijo  de  Jacob, cuando  fué  llevado  a  Egipto  donde  Potifar  el  Rey  vió  esa  cualidad  de  este  hombre  lo  nombró  como  su  segundo  en  el  reino, pues veía  que   él  estaba  con  Dios, y  todo  lo  que  tocaba  prosperaba,  veamos :

GENESIS 39

2- Mas  Jehová  estaba  con  José,  y  fué  varón  próspero;  y  estaba  en  la  casa  de  su  amo  el  egipcio.

3- Y  vió  su  amo  que  Jehová  estaba  con  él,  y  que  todo  lo  que  él  hacia,  Jehová  lo  hacía  prosperar  en  su  mano

 

Cuando  Jesús  fué  crucificado,  derramó  su  sangre  mientras  le  atravesaban  las  manos,  para  que  usted  y  yo,  recuperáramos  nuestro  dominio  sobre  lo  que  tocasen  nuestras  manos  y fuéramos  vencedores. Nuestra  autoridad  ha  sido  redimida (Rescatada) por medio  de  la  sangre  que  derramaron  las  manos  de  Jesús.

MARCOS 16  

18- Tomarán  en  las  MANOS  serpientes,  y  si  bebieren  cosa  mortífera, no  les  hará  daño;  sobre  los  enfermos  pondrán  sus  MANOS ,  y  sanarán.

 

REFLEXION

Si  usted  cree  esta verdad,  hoy  te  invito  a  que  reflexionemos  sobre  la  autoridad  que  tenemos  sobre  lo  que  tocamos. Recuerda  que  ésta  nos  fué  devuelta  por  medio  del  sacrificio  que  Jesús  hizo  en  la  cruz  del  calvario,  y  si  lo  crees  empieza  a  poner  vuestras  manos  sobre  sus  hijos, declarándolo  bendecidos  y  siervos  de  Dios  y  cubriéndolos con  la  sangre  de  Cristo,  Hoy  cubro  mis  Hijos (as), nietos (as) y familia  con  la  sangre  de  Cristo  y rompo  toda  iniquidad  o  maldición  en  ellos, los  declaro  sanos,  salvos  y  libres,  en  el  nombre  de  Jesús;  todo  lo  que  toques  con  tu  mano  bendícelo  en  el  nombre  de  Jesús: La  escuela  de  los  niños,  tu  trabajo,  las  calles  del  barrio, su casa,  su  auto,  su  salario  etc... 

Padre,  te  damos  gracias  por  el  sacrificio  que  hiciste  en  la  cruz  del  calvario,  para  devolvernos  nuestra  autoridad  ,  gracias  por  tus  dones  ayúdanos  a permanecer  fieles  y  en  obediencia  a tí  ,  que  tu  Espíritu  Santo  nos  llene  de  sabiduría  y  poder  para  aplicar  tu  palabra,  en  el  nombre  de  Jesús.

1 comentario: